La alimentación, una herramienta más para nuestra terapia

la alimentacion una herramienta para nuestra terapia gabor smit

La alimentación, una herramienta más para nuestra terapia

En la consulta esta es una de las preguntas más frecuentes,”pero entonces, que tengo que comer?” Los pacientes vienen con gran cantidad de información, del doctor “Google” o de la doctora “vecina del 5º” sin olvidar los doctores “familia y amigos”… todo el mundo sabe, ha escuchado, o le han contado. A veces incluso ha experimentado que el alimento X es el mejor para cualquier patología o dolencia.
Y como voy a no hacer caso a todos estos doctores que son la máxima autoridad en aquello que yo les quiera atribuir. Al no tener una conciencia de ellos mismos, esto hace que le den poder a diferentes canales de información creando más desinformación y más confusión. La falta de responsabilidada sobre uno mismo, sobre la forma de cuidarse, alimentarse….en definitiva, la responsabilidad sobre su vida.

Todos estos doctores se basan en la experiencia de otras personas o de evidencias cientificas, pero obvian que cada uno tiene unas circustancias que le acompañan en ese momento y que no las conocen, por lo que al aplicar los consejos de estos doctores la mayoría de las veces puede ser bastante inviable, incluso causa más estrés a la persona por querer llevarlo acabo. Y esto ya supone una contradicción para nuestro proceso terapeutico.

Cada persona, es el mejor doctor que pueda tener“La autoconciencia y la escucha”. Eso se basa en la observación de su cuerpo, de tener en cuenta las circustancias que le rodean “el entorno”y en el caso de no saber como puede actuar, recurrir a un profesional para que le oriente. La importancia de elegir un buen dietista que pueda orientarles siguiendo unas pautas realizables a corto plazo, que motiven y teniendo en cuenta todas sus circustancias, hábitos, … hará que el porcentaje de éxito sea mucho más alto.

Algunos factores que tendremos que tener en cuenta, seran entre otros, los conocimientos de cocina y de alimentación de la persona en cuestión. Muchas son las personas que reciben algunas recomendaciones sobre alimentos que no han oido hablar en su vida. Esto supune ya un primer obstaculo, ya que genera una inseguridad en la persona por que no tiene ninguna referencia para saber como cocinarlo y si lo que cocina, esta bien o mal.

Otro factor importante son los alimentos emocionales, son aquellos alimentos que suponen una anestesia para gestionar ciertas situaciones. No debemos dejar de tener en cuenta que el dejar de consumirlos, sin que le faciliten otra ayuda para gestionar dichas situaciones, podria suponer realmente una traba a la hora de obtener éxito en nuestro planteamineto terapeutico. La persona por si sola no sabrá como gestionarlo, y le podria generar más estrés, y algunas veces incluso culpabilidad. Toda una reacción en cadena de situaciones que no favoreceran el resultado positivo de nuestro plan terapeutico.

El factor tiempo es otro de los puntos clave a tener en cuenta a la hora de plantear unas recomendaciones dietéticas, ¿de cuanto tiempo dispone por la mañana para desayunar? ¿para comer? ¿Come en casa? ¿Fuera? En función del tiempo disponible y del que quiera dedicar, podremos recomendarle diferentes propuestas teniendo en cuenta estos factores.

En estos y otros factores podremos profundizar en la charla del próximo 28 de noviembre para tener en cuenta a la hora de realizar nuestro planteamiento alimenticio en nuestra consulta.

 

Gabor Smit

 

No Comments

Post a Reply