Feng Shui: Cómo afecta el entorno en nuestros pacientes – Fernanda Matas

Charla: Feng Shui: Como afecta el entorno a nuestros pacientes - Fernanda Matas

Feng Shui: Cómo afecta el entorno en nuestros pacientes – Fernanda Matas

Las personas, como los animales e incluso los objetos y el espacio físico, todos somos energía. El concepto de “energía” a veces es complejo de explicar porque pertenece al mundo de lo sutil. Sin embargo, es posible que alguna vez hayas sentido que “tienes energías de sobra” y otras que “no tienes energías” para realizar determinada acción. Lo ideal es que ni sobre ni falte, sino que nuestra energía esté en equilibrio. Cuando nos falta energía podemos sentirnos cansados, sin ganas, con pocas fuerzas. Cuando en cambio nos sobra energía podemos sentirnos excitados, ansiosos, inquietos, con demasiada fuerza. Los extremos no son adecuados para nuestro estado de ánimo ni para nuestra salud. El punto de equilibrio es el que nos lleva a sentirnos bien, estar en paz y serenos.

Cuando hay ausencia de energía se produce debilidad y cuando hay un exceso de energía se produce un bloqueo. Para equilibrar nuestra energía podemos usar varias herramientas o terapias diversas. En metafísica china trabajamos con la energía personal y la de nuestro entorno, desde una visión macro como es la naturaleza en su conjunto hasta una visión micro como es nuestra casa o nuestro espacio de trabajo.

La energía personal es aquella que traemos desde el momento de nuestro nacimiento. En psicología se denomina temperamento y está formado por aquello que nos hace únicos y diferentes del resto de personas. La energía del entorno está definida por la naturaleza circundante y por las características de los lugares donde vivimos y desarrollamos nuestras actividades.

Estas energías son dinámicas y se modifican con el paso del tiempo. Son procesos cíclicos, como en la naturaleza misma: al día le sucede la noche, pasando por el momento del atardecer y a la noche le sucede el día atravesando el amanecer. De la misma manera ocurre con el transcurrir de las cuatro estaciones anuales o el giro de la luna alrededor de la tierra.

Con el paso del tiempo constituimos nuestro carácter, esa parte de nosotros que podemos ir moldeando con nuestras elecciones y decisiones, con nuestro libre albedrío. La energía del entorno también se modifica con el paso del tiempo. No es igual el mismo paisaje en invierno que en verano. Otro factor importante en el análisis de nuestro entorno es la orientación cardinal, ya que una sala que mira al Norte es bien diferente de otra que mira al Sur.

En metafísica china se explica nuestra existencia según la teoría de las 3 Suertes: del cielo, de la tierra y del hombre. La suerte del cielo es todo aquello que no podemos modificar, que nos viene dado o heredado, y representa el factor “tiempo”. La suerte de la tierra es aquella sobre la que sí podemos influir y modificar y representa el factor del “lugar”. La suerte del hombre es nuestra libertad y nuestra voluntad y representa nuestras “acciones”. Teniendo en cuenta las 3 Suertes podemos decir que:

“La clave del éxito para cualquier cometido consiste en realizar la acción correcta, en el lugar adecuado y en el momento idóneo.”

Para conocer la energía personal trabajamos con el arte del Ba Zi, es decir, la astrología china. Para identificar la energía del entorno trabajamos con el ate del Feng Shui, que nos permite potenciar las combinaciones energéticas favorables y neutralizar las que no lo son. Incorporamos también los conocimientos de Geobiología para detectar posibles geopatologías en los terrenos donde están asentados nuestras casas o lugares de trabajo.

Feng Shui, Ba Zi y Geobiología son las técnicas de análisis y diagnóstico para detectar nuestros desequilibrios o bloqueos energéticos. Ellas nos darán herramientas de uso sencillo y cotidiano para promover los cambios necesarios en nuestras vidas, sea para abordar conflictos de relaciones de pareja, familiares o laborales, problemas con el dinero, con la justicia, con la salud, con la carrera o con la profesión, entre otros aspectos.

Pero estos cambios sólo se producirán con el ejercicio de nuestra voluntad y esfuerzo personal. Por eso decimos que el Feng Shui o el Ba Zi no son un tipo de terapia pero pueden convertirse en una manera de vivir acorde a nuestros deseos y según nuestra energía vital. Sin dudas se trata de un proceso de crecimiento personal que se desarrolla desde afuera (nuestro entorno) hacia dentro (nuestra propia energía).

Nuestra casa y nuestro espacio de trabajo son el escenario principal de nuestras vidas. Constituyen el mundo exterior que refleja nuestro mundo interior. En este escenario podemos detectar las experiencias de vida que hemos elegido transitar, sea para consolidarlas o para superarlas.

María Fernanda Matas

Arquitecta y Consultora de Feng Shui y Astrología China

www.cuatropilares.com.es

www.3suertes.com

 

Inscríbete a la charla gratuita de este ponente

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

¿Cómo nos has conocido?

¿A qué charla quieres venir? (requerido)

Número de plazas (requerido)


Comentarios

No Comments

Post a Reply